Dislocación mandibular

Posted by

La dislocación mandibular espontánea ocurre generalmente en personas con antecedentes de tales trastornos. Aunque una mandíbula dislocada es ocasionalmente causada por trauma, el episodio inicial es típicamente una amplia apertura seguida por presión en la mordida (por ejemplo, morder un sándwich grande de pan duro), un gran bostezo, o un procedimiento dental. Las personas propensas a la dislocación pueden tener los ligamentos de la articulación temporomandibular (ATM) naturalmente sueltos.

Los pacientes se presentan con la boca completamente abierta, incapaces de cerrarla. El dolor es secundario a los intentos de los pacientes para cerrar la boca. Si la línea media mandibular se desvía hacia un lado, la dislocación es unilateral. Aunque rara vez se utiliza, un anestésico local (por ejemplo, 2% de lidocaína 2-5 ml) inyectado en la articulación ipsilateral y en el área adyacente de la inserción del músculo pterigoideo lateral puede permitir que la mandíbula se reduzca de forma espontánea.

la reducción manual puede ser necesaria. La premedicación puede ser utilizada (por ejemplo, diazepam 5 a 10 mg IV a 5 mg/min o midazolam 3 a 5 mg IV a 2 mg/min y un opioide, como la meperidina 25 mg IV o fentanilo  0,5 a 1 mg kg IV), pero normalmente no es necesaria, especialmente si  se perderá el tiempo en la preparación de la IV. Cuanto más largo el tiempo en que la mandíbula permanezca dislocada, más difícil es reducirla y mayor es la probabilidad de que la luxación se repeta.

dislocacion mandibular

La cabeza del paciente se estabiliza. Los pulgares del operador se colocan en la línea oblicua externa de la mandíbula (lateral a la zona de los 3º molares) o, después de envolver el pulgar en gasa, en la superficie oclusal de los molares inferiores. Los otros dedos se doblan bajo la mandíbula. Al paciente se le pide que abrir, como bostezando, y el operador aplica fuerza hacia abajo sobre los molares, y a la vez aplica fuerza hacia arriba sobre la barbilla hasta que la mandíbula se reduzca.

Un vendaje de Barton puede ser necesario para 2 o 3 días. Y muy importante es que el paciente evite la apertura de la boca durante al menos 6 semanas. Al anticipar un bostezo, el paciente debe colocar un puño bajo la barbilla para evitar la apertura. Los alimentos deben ser cortados en trozos pequeños. Si el paciente sufre de trastornos crónicos y las modalidades de tratamiento más conservadores se han agotado, el cirujano oral y maxilofacial pueden ser consultados. Como los tratamientos de última instancia, los ligamentos alrededor de la articulación temporomandibular pueden ser intervenidos quirúrgicamente (acortados) en un intento de estabilizar la articulación o la eminencia articular puede reducirse (eminectomía).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>